7 Estrategias de Aprendizaje Autónomo para Aplicar en el aula

Actualmente, muchos centros educativos y profesores han asumido la tarea de incentivar a sus estudiantes al aprendizaje autónomo, ya que esto permite el desarrollo de algunas cualidades que capacitan mejor al alumno.

Cabe destacar que estas estrategias se aplican para captar la atención de los estudiantes y a su vez fomentar su propio criterio en búsqueda de nuevas realidades o diferentes puntos de vista con respecto a un tema en común.

Mucho influye en este estilo de transmisión de información y conocimiento, tal como el factor sorpresa de una nueva área de estudio, o a su vez la autosuperación por parte de aquella persona que la experimenta.

Aprendizaje cooperativo

Esta estrategia trata de crear grupos o equipos con tareas en común que se enfrentan a una evaluación específica, de esta manera la interacción entre los estudiantes permite evaluar sus capacidades de interacción social y la manera en cómo abordan el tema.

De esta manera el educador se encontrará con nueva información acerca de los estudiantes, cuáles son sus valores al trabajar con otras personas, y se rompe la rutina de una clase unidireccional, que es dictada a través de una pantalla.

Aprendizaje por discusión

En este tipo de estrategias se evalúan las perspectivas de cada uno de los estudiantes y se comparan con otras, con una línea de discusión central dada por el docente, sin menoscabo de otras opiniones en función de que si cada estudiante es conocedor de un tema lo fije a medida que pueda ser explicado y defendido.

Estudio de casos

Con base a ejemplos reales se van adquiriendo los conocimientos, esto sucede mucho con materias que requieren de un análisis y de lógica para afrontar así las necesidades fuera del aula de clases.

Pensamiento crítico

Para la aplicación de la estrategia, hay que elevar el nivel intelectual de los estudiantes, es decir, no se podrá aplicar si poseen un bajo rendimiento académico y no exploran, leen y analizan lo que se les está impartiendo.

Integración tecnológica

Usar herramientas tecnológicas requerirá de las habilidades del docente en su manipulación, siempre será más factible ya que el estudiante podrá visualizar de una manera eficiente como sus conocimientos se convierten en proyectos tangibles.

Aprendizaje por competencias

A medida que el estudiante avanza por un tema, se espera de él que avance o progreso a lo largo del curso a un ritmo propio, de acuerdo a sus necesidades, sus capacidades y talentos.

Aprendizaje activo

Esto deja a un lado el aprendizaje pasivo dentro del aula, donde el estudiante observa las clases del profesor, memoriza un texto y hace las evaluaciones. En este caso se espera del alumno que influye activamente en clase, con talleres y preparaciones previas, además se rompe el esquema de prueba y se evalúa con otras estrategias.

Hábitos y rutinas para potenciar las técnicas de aprendizaje

A medida que se apliquen los distintos hábitos que explicamos a continuación se mejorarán las técnicas de aprendizaje autónomas diariamente.

  • Papel de docente

Hay casos donde es mejor que los estudiantes asuman la enseñanza y adquieran protagonismo preparando los temas como lo haría un educador.

  • Fomento de la curiosidad

Es recomendable utilizar estrategias fuera de lo común, tales como, juegos o dinámicas que le permiten fijar a través de otras experiencias el conocimiento adquirido.

  • Creación de hojas de ruta

En este tipo de cronogramas o planificaciones escritas se deben incluir cuales son las capacidades emocionales y físicas de los estudiantes.

  • Autodisciplina

Es la suma de pequeños hábitos, que generarán en el estudiante atención ininterrumpida, concentración, y capacidad de pensar de forma analítica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*