Fiesta de San Juan: ¿Por qué se celebra?

Las celebraciones realizadas como parte de la tradición peruana en la Amazonía como parte de la conmemoración del día más largo del año, lleva por nombre la fiesta de San Juan.

Esta tradición se practica con la llegada del solsticio de verano, es conocida a su vez como el nacimiento de San Juan Bautista en la cultura cristiana católica. Se vincula las noches de San Juan con una fiesta pagana precristiana que lo vinculan con Litha.

En Perú la tradición de estas fiestas se realiza en Loreto, Pucallpa, Tarapoto, Rioja, Juanjui, San Martín, La provincia de Leoncio Prado y Puerto Maldonado. Debido a las interpretaciones que vincula a las noches y las fechas; estas pueden extenderse 2 días.

¿Cuándo se celebra?

Esta celebración se vincula al cristianismo por la misma iglesia católica y con la adopción del calendario gregoriano en la cultura occidental, como se mencionó, se relaciona a la noche más larga del año.

Para la fe católica esta fecha representaría el nacimiento de San Juan Bautista, que para la creencia en la biblia fue el 24 de junio.

¿Cómo se inicia?

Por el desfase y la relación con el solsticio de verano, que teóricamente inicia el 21 o 22 de junio, pero por las interpretaciones bíblicas lo llevaron al 23 de junio; esta celebración inicia el 23 a las 00:00 horas y en algunas zonas prenden una hoguera.

En algunas zonas de Europa, como en España esas hogueras son acompañadas con muñecos de trapos que se queman en representación al día más largo del año. Otras tradiciones inician con una carrera del agua que empieza desde las 0 hasta la 1am.

¿Dónde se festeja?

Esta es una fiesta extendida por varias zonas del mundo, debido a la tradición de la cultura católica en distintos países. Se celebra además del Perú en el continente europeo, como Portugal, Noruega, Finlandia o Dinamarca.

En américa latina es una fiesta que está extendida en los países caribeños y andinos, como Brasil, Chile, Ecuador, Argentina, Venezuela y Puerto Rico.

En los países latinoamericanos las fiestas de San Juan pueden ser de una semana vinculadas a historias y leyendas, con un repique de tambores y encendido de hogueras tradicionales, vestimentas típicas con relación a los mitos.

Leyendas

La noche del 23 de junio es una noche mágica, caracterizada por un ritual de fuego, así como otras celebraciones que no son referentes a la del bautismo de Jesucristo.

La celebración de San Juan llega en el momento del solsticio de verano, y en otros casos en el equinoccio de primavera, lo que conlleva a confundir los orígenes paganos y cristianos, comenzando en el día las tradiciones y terminando de noche.

En el solsticio de verano, la noche de San Juan se celebra la victoria de la luz sobre la oscuridad. Ocurriendo que al ser las diez de la noche aún habrá claridad en el cielo.

Es una noche, donde el fuego es el elemento principal, un símbolo limpio. Pedirle un deseo de que nazca una nueva relación de amor, donde sea sana y se fortalezca, alejando los malos augurios.

Rituales

Fuego

Las playas valencianas reúnen a muchos grupos de personas bajo el refugio de un fuego de alegría. Una vez que se enciende el fuego, saltan, encienden así a los espíritus malignos.

Uno de los rituales consiste en saltar siete veces el incendio de la alegría para la protección durante todo el año. Aunque en Galicia, las llamas roban hasta 9 veces. El truco es omitir una serie de tiempos impares. Incluso las cenizas tienen propiedades curativas para la piel.

Agua

Si el reloj caracteriza las 00:00 desde el día 24, juegan el otro elemento indispensable, el agua. A partir de este punto, se otorgan propiedades milagrosas. El siguiente paso es saltar las olas.

¿Hay alguna guía? La respuesta es sí, saltando siete olas de espaldas y preguntas al final después de un deseo.

Esto se refleja en toda la energía negativa como las energías negativas destruidas y que las mujeres aumentan su fertilidad. Y no olvides tomar un baño para tener una salud el resto del año.

Hierbas

Otro hábito es embarcarse en el campo en busca de hierbas medicinales a medianoche y suspenderlas en la ventana de la casa para recibir la bendición de San Juan, de la misma manera que la GUI se cuelga cuando llega el invierno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*